En Foco, Notes From The Edge, Opinión

Despertando la conciencia política a través del Brexit

Recibí una respuesta muy gratificante a mi columna de la semana pasada, aunque temo que mis respondientes no entendieron el lugar de la ironía y la provocación deliberada.

 

Steve Latham

 

Es otra señal del extremismo que el Brexit está produciendo en la política británica; otro indicador de cuál es el interés que los ciudadanos están mostrando en los arcanos  procedimientos parlamentarios.

Reglas previamente consideradas obsoletas, y aburridas, son ahora (legítimamente) consideradas como salvaguardias esenciales para preservar la democracia representativa.

En un sistema sin una constitución escrita, lo único que tenemos son precedentes establecidos por la historia, para hacer que los gobiernos, alguna vez de la realeza y hoy basados en partidos políticos, rindan cuentas y sean analizados.

Incluso aquí hay innovaciones. El vocero, Jhon Bercow, ha adquirido el estatus de estrella a través de sus intervenciones histriónicas y sus gritos de  ‘¡Orden!’

Pero desde el partido Conservador y, por ende, del gobierno, él es sospechoso de partidismo, rompiendo con la tradición de neutralidad política de su cargo.

Particularmente, su uso del proceso extraordinario  Standing Order 24 (SO24), ha generado críticas por haber permitido que la Cámara de los Comunes tome el control de los debates en varias oportunidades, frustrando así el programa de los conservadores.

Sin embargo, el uso de esta orden es equivalente a la prórroga del Parlamento impuesta por el primer ministro, como otro procedimiento engañoso para evitar el debate.

Como la oposición utilizó la SO24, para pedir cuentas al gobierno, el gobierno está utilizando la prórroga para obstaculizar al Parlamento en sus intentos de hacer eso.

Es un juego político. Sin embargo, es asombroso ver a los parlamentarios de izquierda defendiendo la tradición y el pasado como garantes de la democracia, en lugar de  hacerlo sus enemigos.

Ha habido escenas que evocan al siglo XVII, y a los intentos de la Corona de restringir el poder parlamentario, lo que condujo a la Guerra civil.

Sin embargo, desde una perspectiva más amplia, el Brexit ha producido un resurgimiento en el interés por la política como tal. Las protestas en contra de las políticas de Boris Johnson han llenado las calles de muchas grandes ciudades.

Dichas protestas han sido completamente pacíficas. Han sido las facciones de extrema derecha, pro-Brexit, las que han provocado (pequeños) enfrentamientos con la policía.

La gente sigue  con avidez los canales 24 horas de televisión para estar actualizados permanentemente sobre una situación política en constante cambio.

El número de personas inscritas para votar ha aumentado, especialmente entre los jóvenes; cuyas vidas futuras se verán más afectadas por cualquier decisión tomada sobre el Brexit.

En medio de la polarización que está desgarrando a nuestro país, hay también una creciente politización y una mayor conciencia, si no concientización, sobre la importancia de la política.

Esto podría revertir la apatía y falta de compromiso de las masas hacia los procesos políticos. El activismo reciente de la izquierda ha roto con estos en favor de los movimientos políticos.

Pero en nuestro sistema, solo el cambio dirigido desde y hacia el centro político, es decir, el Parlamento, puede generar un cambio significativo.

La pregunta es si el interés político se mantendrá después del resultado que se produzca, o si la población volverá a hundirse en la placentera maratón televisiva de Netflix. Esta es la verdadera arma del statu quo, para desconectarnos del compromiso activo, alentando la pérdida de confianza en las instituciones que plagan nuestro Sistema.

Mientras tanto, un silencio extraño desciende sobre nuestro Parlamento prorrogado por las próximas cinco semanas, mientras aguardamos el escatón.

(Traducido por Renzo Benedetti – Email: renzobenedetti_16@hotmail.com) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*