Cinema, Cultura, Globo, Migrantes, Multicultura, Reino Unido

Otra forma de hablar sobre migrantes y refugiados

Realizadores profesionales y emergentes de cine, de casi 100 países, cuentan las historias de quienes se ven obligados a abandonar sus naciones de origen, agobiados por dramas constantes como la guerra y el hambre. El Festival Internacional de Cine sobre Migración, habla sobre ello y lo hará en diciembre.

 

Yanet Llanes Alemán

 

Según Naciones Unidas en 2017, el número de migrantes internacionales (personas que residen en un país distinto al de su nacimiento) alcanzó los 258 millones en todo el mundo, cerca de 36 millones de ellos, niños. Y según la International Organization for Migration (OIM) hay 68 millones de desplazados: 25 millones de refugiados y 3 millones de solicitantes de asilo, según datos de la OIM de 2017. Desde luego, las cifras hoy son mucho mayores.

Este panorama ha inspirado el trabajo de muchos cineastas que participan en IV Festival Internacional de Cine sobre Migración, que se lleva a cabo cada año en diciembre en distintos lugares de más de 100 países, y es el primer evento cultural del mundo sobre migración.

La iniciativa es de la OIM y sus organizadores quieren informar, inspirar, transformar y promover la inclusión. El reto es abordar la situación migratoria en toda su complejidad a través de cortos, largometrajes y documentales, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) quien coordina el evento más grande de su tipo en el mundo.

La convocatoria incluye las categorías Largometraje y Cortometraje en todos los géneros: ficción, documental y animación. Solo alrededor de 30 cintas clasificarán para presentarse en varias partes del orbe del 28 de noviembre al 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, en medio de un contexto que muchos califican de crisis humanitaria.

“Materiales que hablan al público y generen empatía, que proporcionan una mejor comprensión de las realidades, necesidades, perspectivas y capacidades de los migrantes”, dice la gerente del Festival, Amanda Nero.

“Hay muchas películas fascinantes, ha sido un proceso de selección difícil, comentó Nero, al agregar que estas cubren una amplia gama de temas y provienen en su mayoría de la India, Estados Unidos, Grecia, Irán e Italia.

La OIM busca establecer vínculos con escuelas de cine para inculcar en la nueva generación motivaciones en la temática migratoria, uno de los mayores fenómenos de nuestro tiempo.

Por otra parte, el festival ofrece al público entrada gratuita a todos los eventos, que en 2018 se desplegaron en más de un centenar de países.

Su objetivo es usar las películas como herramientas educativas que puedan influenciar las percepciones y las actitudes hacia los migrantes, llevar el foco de atención hacia las cuestiones sociales y crear espacios para nutrir debates e interacciones basados en un respeto mutuo.

Además, se consolida como un espacio para normalizar las discusiones sobre la migración por medio del relato.

Estas películas capturan la promesa y los desafíos de la migración, y las contribuciones singulares que esas personas hacen en sus comunidades de acogida.

Las proyecciones tendrán lugar en diversos locales, desde cines hasta salas de conciertos, e incluso en lugares improvisados en aquellas zonas que sean de difícil acceso y en rutas migratorias populares tales como las del corredor que atraviesa el Sahara.

El organismo llama a estrechar la cooperación y establecer un reparto de responsabilidades, pues los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes afectan a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*