En Foco, Globo, Latinoamérica, Los nuestros, Multicultura, Opinión

Un premio para ‘El facilitador’, el hombre clave

El punto cero, la pieza clave de los Acuerdos de Paz en Colombia lo constituye un hombre cuyo trabajo silencioso contribuyó a partir la historia de Colombia, donde la guerrilla más antigua del mundo se había convertido en uno de los principales actores del conflicto armado que vive esta nación suramericana. Por ello le han entregado una importante distinción internacional.

  

Henry Acosta Patiño

A comienzos de octubre, Marc Solsona Aixala, alcalde de Mollerussa (Cataluña), le envió una carta al economista colombiano Henry Acosta Patiño, más conocido como ‘El facilitador’, por su intermediación entre la guerrilla Fuerzas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP, y el gobierno colombiano.

La carta le anunciaba que había sido distinguido con el recogimiento Ànima Abba Melaku “por su labor como facilitador de la paz en Colombia” y que sería un honor que pudiera asistir al evento de premiación que se cumpliría en Mollerussa y al que asistirán cerca de 600 personas, además del misionero Ángel Olaran, los miembros del jurado y otras destacadas personalidades. Además, le invitaron a firmar el libro de Honor de la Ciudad, a hablar con los medios de comunicación y acudir a la recepción privada que le haría el ayuntamiento.

Y Henry Acosta Patiño viajó a Cataluña para recibir este 15 de noviembre un premio que llega a su cuarta versión y que está impulsado por el ayuntamiento de Mollerussa (Lleida-Catalunya) y por el Centro de Iniciativas Solidarias Ángel Olaran.

Se otorga anualmente a una persona, una institución o un colectivo que se haya distinguido por su aporte “en el mundo de la solidaridad o en la búsqueda de la paz a escala internacional”.

Y Acosta Patiño tiene ese perfil. Así lo hace constar su trabajo discreto, silencioso y sin ruidos políticos y mediáticos, que durante 15 años ejerció como facilitador del proceso de paz en Colombia, de 2002 a 2017.

Firma de Acuerdo de Paz Colombia. Photo Presidencia El Salvaror. Flickr bit.ly/2VAF6IE

Fue el negociador en la sombra. Fue, como dice su libro “El hombre clave”, el vínculo entre el gobierno y la guerrilla, para lograr los diálogos y las reuniones que concluyeron en la firma del acuerdo de paz.

Es decir, un premio muy merecido para alguien que “no buscaba ni la fama, ni la gloria, ni el poder” y que fue pieza clave en un proceso de paz, cuyos acuerdos se firmaron el 26 de septiembre de 2016, entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC (hoy constituidas legalmente como un partido político).

Si bien estos acuerdos han sido catalogados internacionalmente como uno de los mejores logrados en términos de territorio en conflicto, hoy día su implementación, así como sus contenidos en general, se han visto atacados por el partido de ultraderecha Centro Democrático y otros opositores al acuerdo. Los enemigos del proceso han generado divisiones, han ocasionado centenares de asesinados de exguerrilleros y una persecución a sus defensores.

Para Acosta Patiño, “los enemigos del proceso de paz FARC-EP y el Estado de Colombia son: el gobierno actual; el Partido Centro Democrático, las disidencias armadas del Partido FARC, terratenientes, muchos empresarios y muchos políticos y muchos miembros de las Fuerzas Militares”.

Henry Acosta con el excomandante Farc-Ep Pacho5, Coronel (r) Lionard Infante, Exministro Rudolf Homes y la esposa de Henry, Julieta ( Octubre de 2019, Pais Vasco).

Y afirma que el Acuerdo de paz “no tiene solución positiva. Tiene muchos enemigos y cada día es más crítica la situación. No veo cómo puede salvarse, pues hasta el mismo proceso con el Ejército de Liberación Nacional, ELN, también está en total crisis”.

Henry Acosta suena pesimista, pero lo están también millones de colombianos que saben que lo conseguido pende de la voluntad del actual gobierno y su clase política y empresarial.

(Fotos suministradas y autorizadas para su publicacion, por Henry Acosta)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*