Globo, Reino Unido

The Guardian obligado a aclarar artículo engañoso sobre Assange y Rusia

Una decisión de The Scott Trust’s Review Panel debería obligar al periódico The Guardian a realizar una aclaración por un artículo en el que afirmaba la existencia de un supuesto “complot” ruso para “contrabandear” a Julian Assange fuera de la Embajada de Ecuador en Londres.

 

Ex cónsul de Ecuador, Fidel Narváez. Photo: Eddie Lee – The Prisma

La decisión tomada el 14 de noviembre de este año tuvo lugar, luego de una queja formal del ex cónsul de Ecuador, Fidel Narváez, en octubre de 2018, en la cual pidió al periódico fundamentar su afirmación, que describió como “falsa y difamatoria”. The Guardian publicó una corrección el pasado viernes 20 de diciembre.

El  Review Panel determinó que el artículo “Revealed: Russia’s Christmas Eve plot to smuggle Assange out of UK“, viola el principio de “veracidad” del Código de Conducta de la Comisión de Quejas de Prensa en Inglaterra.

El  Review Panel  está compuesto por John Willis, ex defensor del pueblo de Guardian News & Media, la vicepresidente de Bafta y director ejecutivo de Mentorn Media; Geraldine Proudler, socia de Olswang y miembro de la junta de la Fundación Guardian; el académico legal y periodista Richard Danbury, y Elinor Goodman, ex editor político de Channel 4 News, y uno de los seis miembros del panel en la investigación de Leveson.

Después de un proceso que duró trece meses, el  Review Panel  concluyó que el artículo “da una impresión engañosa a los lectores…” que rompe la cláusula 1 (ii) del Código de Conducta, que establece que: “La prensa debe tener cuidado de no publicar información inexacta, engañosa o distorsionada … “.

Con lo anterior las afirmaciones del ex diplomático ecuatoriano Fidel Narváez quedaron validadas. Por lo tanto, su queja fue confirmada, lo cual es un resultado poco común para este proceso.

El artículo de The Guardian afirmaba que “los diplomáticos rusos sostuvieron conversaciones secretas en Londres el año pasado con personas cercanas a Julian Assange para evaluar si podían ayudarlo a huir del Reino Unido”, pero después de una investigación, el el  Review Panel encontró que el periódico no podía corroborar la afirmación de que Rusia ha instigado cualquier complot de “escape” para Julian Assange.

ulian Assange. OperationPaperStorm Photo Flickr bit.ly/2KDKhHv

En consecuencia, de acuerdo con el fallo unánime, el periódico debe aclarar que:

“Rusia no ideó ni instigó el plan en relación con la capacidad del Sr. Assange de poder abandonar la embajada ecuatoriana”.

“No había nada ilícito sobre el” plan “como se describe en el artículo y que habría implicado el uso legítimo de la inmunidad diplomática para permitir que Assange salga de la embajada y viaje a un tercer país”.

En su apelación, Fidel Narváez acusó a los periodistas Luke Harding, Dan Collyns y Stephanie Kirchgaessner de “falta de profesionalismo y estándares éticos básicos” y de “esconderse detrás de fuentes periodísticas confidenciales que mienten y alimentan la información errónea al periódico…”.

Narváez impugnó la defensa de la historia del editor de Guardian’s Reader y del director editorial al señalar que “los periodistas de The Guardian habían dependido en gran medida de la información obtenida de UC Global, la compañía de seguridad privada que actualmente está siendo investigada por presuntamente haber cometido espionaje en la Embajada de Ecuador para la CIA”.

Los periodistas Harding y Collyns son los mismos autores del artículo “Manafort mantuvo conversaciones secretas con Assange en la embajada ecuatoriana”, Dicho artículo, según Fidel Narvaez, “resultó en un fiasco periodístico histórico para The Guardian, nuevamente por ser falso.”

Según la información en el sitio web de The Guardian, el  Review Panel   solo ha confirmado tres quejas desde que se estableció en 2014 como árbitro de último recurso en reclamos contra el periódico. Alan Rusbridger, ex editor de The Guardian se ha referido a la decisión como “… un ejemplo impresionante de autorregulación independiente”.

Photo: Pixabay

Fidel Narváez inicialmente acogió con satisfacción el hecho de que el mecanismo de supervisión del periódico obliga a The Guardian a reconocer que había informado mal al público, pero ha rechazado que el fallo no obligue al periódico a pedirle disculpas públicas, ya que el artículo lo había implicado en una trama difamatoria inexistente.

El ex diplomático tampoco estuvo de acuerdo con la envergadura de las aclaraciones hechas por el periódico.

“The Guardian no ha podido modificar su artículo totalmente engañoso, incluso después de que una decisión de su propio organismo de supervisión haya decidido hacerlo. Al cambiar dos palabras en el encabezado pero sin alterar el contenido, el artículo sigue siendo engañoso. Nunca hubo un plan para ‘sacar a escondidas’ a Julian Assange de la embajada, mucho menos “conversaciones secretas con diplomáticos rusos” en Londres “, dijo el ex diplomático, y agregó que buscará una aclaración adecuada incluso si debe recurrir a acciones legales.

“La cobertura de Assange a menudo tiene prejuicios y rara vez es objetiva. La cobertura en The Guardian en 2018 fue una de las peores, y cuando es falsa debe ser confrontada. La extradición de Julian Assange a los Estados Unidos es la mayor amenaza para la libertad de expresión en nuestra generación. Espero que este fallo contribuya a una mayor imparcialidad en la cobertura mediática de este tema y, en última instancia, que la extradición de Julian pueda evitarse mediante informes precisos “, dijo el ex cónsul.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*