En Foco, Opinión

La cultura como discapacidad

Si necesitamos a todos para trabajar juntos, ¿cómo puede ser correcto aceptar los recortes en el apoyo a las personas con discapacidad?

 

disability pixabayMabel Encinas

 

La cultura es tanto el resultado como el proceso de trabajar juntos. Sin embargo, cada persona tiene su propia experiencia de una cultura en función del lugar en el que participa y se desarrolla (en los diversos haceres que constituyen esa cultura).

Es por esto que las culturas no son coherentes. Describir una cultura nacional por ejemplo, como La Cultura Británica con mayúsculas, crea más un estereotipo que una caracterización coherente.

Las generalizaciones acerca de una cultura no tienen en cuenta cada una de las comunidades diversas, grupos y personas que participan en una sociedad. Menos aún, en una sociedad altamente compleja y diversa como en la que vivimos en el Reino Unido.

Las culturas británicas son múltiples, dependiendo de numerosas categorías (y de sus intersecciones) como la clase social, el género, la edad, la religión, la educación, las migraciones anteriores, la orientación sexual, la diversidad corporal, la neuro-diversidad y otras distinciones como rural-urbana, norte a sur, o nación de origen, por nombrar sólo algunas.

disability 3 pixabayLas experiencias y las voces dentro de una sociedad son diversas y a menudo contradictorias.

La vida en una cultura consiste en el proceso de transformar y conformar el mundo en que vivimos, que incluye la transformación y “conformación” de las personas que viven en ese mundo.

Cada cultura enseña a la gente comportamientos, así como aspiraciones y esperanzas, y ofrece el conocimiento y la sabiduría construidos por sus antepasados para ser re-producidos. En ese sentido, la cultura es o debería ser un facilitador o habilitador para la gente.

Sin embargo, y paradójicamente, como investigaciones críticas ha señalado durante al menos cuatro décadas la cultura también fabrica las discapacidades, en lugar de reconocer e incluir la diversidad neurológica, física y psicológica de las personas.

Cuando una sociedad nota, manejas, maltrata, “remedia”, repudia y hace a un lado a algunas personas que no se integran a la “forma de ser” dominante, estas personas se convierten en discapacitados.

disability 1pixabayLa discapacidad es creada por la sociedad.

La diversidad de habilidades, o las discapacidades (que en inglés se conocen como impairments), no son problema cuando la gente puede participar en una variedad de entornos y actividades dentro de una sociedad en particular.

La discapacidad se crea por los objetivos sociales de “normalizar”, de arreglar lo que está “mal”, y de “clasificar” la gente. Tanto la medicina como la educación tradicional han caído en esta trampa, incluso si han trabajado con la intención de ayudar.

Esto es lo que se conoce como el modelo médico de la discapacidad. Este modelo es parte de una cultura de “cura”.

No es parte de una cultura de aceptación como Amatista (Amethyst) señala en sus videos de YouTube, producto de sus experiencias como persona autista.

La ignorancia y la exclusión discapacitan a los seres humanos. El problema no es lo que está mal con ciertas personas, sino lo que está mal en una sociedad que hace que la vida de algunas personas sea miserable.

Como McDermott y Varenne señalaron hace casi veinte años, sin una distinción entre individuos con capacidad y con discapacidad, las personas no serían atrapadas por ‘discapacidades’ culturalmente fabricadas.

La igualdad de derecho de todas y todos a vivir con dignidad y a participar como son debería ser respetada.

No obstante, como está la situación en el momento actual, el respeto a los derechos humanos de las personas con discapacidad implica el reconocimiento tanto de los esfuerzos adicionales en los que tienen que hacer, como los gastos adicionales en que tienen que incurrir para poder participar en nuestra sociedad no-inclusiva.

disability 2 pixabayNunca hemos estado al nivel requerido en términos del apoyo a las necesidades de las personas con discapacidad, pero el gobierno conservador ha estado caminando hacia atrás en términos de apoyo que reciben.

Por ejemplo, ha provocado un estrés adicional, que incluso ha resultado en muertes y suicidios dentro de la comunidad, a través de las notorias evaluaciones de la capacidad para trabajar.

Necesitamos a todos a trabajar juntos, pero para eso, tenemos que dar la bienvenida a la diversidad mediante el reconocimiento y el apoyo a los derechos de las personas con discapacidad para participar plenamente en el Reino Unido contemporáneo.

Es socialmente intolerable aceptar los recortes a la ayuda de las personas con discapacidad.

Debemos promover accesibilidad, igualdad e inclusión.

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*