Globo, Mundo, Reino Unido

Niñas novias, un drama impulsado por el machismo

A los tres días de nacida ya la pequeña Madine estaba comprometida con un niño de cinco años, aunque su madre, una afgana víctima del matrimonio infantil, se oponía a obligar a su hija a correr la misma suerte. Una historia antigua pero aún vigente. Se sabe que 650 millones de mujeres de todo el mundo se casaron antes  de  los 18  años.

 

Adriana Robreño

 

Una década después la familia del prometido de Madine exige la mano de la pequeña en matrimonio, mientras la madre asegura que solo “por encima de su cadáver” su hija integrará la espeluznante cifra de entre 12 y 15 millones de niñas que se casan cada año en el mundo antes de cumplir los 18 años.

La historia de Madine, divulgada en la prensa europea, no es un caso aislado en el continente asiático, donde se registran niveles significativos de matrimonio temprano y forzoso, aunque hay grandes diferencias de prevalencia entre los países de la región.

Bangladesh, por ejemplo, es de los Estados que encabezan la lista de naciones con más matrimonios de este tipo en el mundo con un 52% de las niñas casadas a los 15 años, mientras que en Cambodia un 19% están legalmente unidas a esa misma edad, de acuerdo con la organización Plan Internacional.

Según las estadísticas, en los países de Asia meridional un tercio de las niñas están casadas o en unión antes de los 18 años (30%) y el 8% antes de cumplir 15, por lo que es una de las regiones del mundo con mayor incidencia de la problemática, solo superada por África subsahariana.

“Esa violación de los derechos humanos se produce por una combinación de pobreza, desigualdad de género, falta de educación y por las costumbres de algunos territorios”, resalta Blanca Carazo, portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Esa misma entidad de la ONU publicó en 2019 un informe que señala que 650 millones de mujeres de todo el mundo se casaron antes  de  los 18  años,  una  realidad  que  busca  revertirse  a  partir  de  los  Objetivos  de  Desarrollo  Sostenible  del 2030.

Infancia robada

Laxmi, una nepalí de 20 años, logró escapar de una boda cuando tenía 16, según ella, porque sabía las consecuencias que eso tendría y pidió ayuda.

“Podría quedarme embarazada y dar a luz no sería fácil, es un riesgo para mi salud física y mental”, reconoce la joven.

Actualmente la muchacha es activista contra el matrimonio infantil.

De acuerdo con Plan Internacional, en los últimos tiempos la gestación a edades tempranas aumentó en Asia, donde hay un 43% de embarazos precoces no intencionados, algunos dentro del matrimonio.

Las nupcias antes de la adultez son un fenómeno social que muchas familias aceptan como norma social y también por razones económicas, ya que al entregarlas al marido reducen los gastos.

Por esa razón, los psicólogos alegan que casarse con niñas menores de 18 años de edad tiene sus raíces en la discriminación de género.

Además, esa condición trae consigo también en muchos casos el abandono escolar y bajos índices de alfabetización, con lo cual posteriormente pierden oportunidades de empleo.

De manera general, los especialistas indican que las uniones tempranas llevan a una menor participación social, económica y política, lo cual afecta los ingresos de las mujeres y, por tanto, conllevan a una mayor pobreza en los hogares e impactan potencialmente sobre las tasas del producto interno bruto (PIB).

Hora de actuar

Aunque en la mayoría de los países mencionados existen leyes que impiden las uniones a edades tempranas, esas normas se violan para materializar lo que es considerado una regla social aceptada.

Indonesia, por ejemplo, tomó medidas legales para evitar esta situación y elevó a 19 años la edad mínima para las mujeres poder contraer nupcias.

Datos de la Agencia de Estadísticas indonesia, muestran que esta nación asiática es una de las 10 con mayor número de novias niñas, donde una de cada cuatro menores se casa temprano porque la sociedad las presiona en la adolescencia para no ser consideradas solteronas.

Al igual que Indonesia, la mayoría de las naciones tienen leyes en las que establecen una edad legal mínima para casarse, pero aun así en algunos territorios las normas tribales o las costumbres se imponen sobre la Constitución.

La tolerancia social con la que cuenta el matrimonio infantil impide su disminución, por lo que la ONU lo incluyó como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a cumplir antes del 2030.

Según el asesor de Prevención de Prácticas Culturales Nocivas de Unicef, Nankali Maksud, entre las medidas a tomar está el mejoramiento del acceso de las niñas a la educación, en particular a la secundaria; el aumento de la inversión estatal en programas de protección de adolescentes; así como un fuerte mensaje público sobre la ilegalidad del matrimonio infantil y sus perjuicios. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*