En Foco, Opinión

Arrogancia e incapacidad de Bolsonaro: ¿Posible destitución?

Por su cada vez más imprevisible conducta ante el reto del coronavirus y por sus desacertados discursos, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, parece ir camino hacia un impeachment (proceso de destitución).

 

Jakob Reimann. Bolsonaro Brasilien. Based on Agência Brasil Fotografias, Flickr, licensed under CC BY 2.0 (edited by Jakob Reimann, JusticeNow!). License Creative Commons bit.ly/1dsePQq

Osvaldo Cardosa

 

Hasta sus aliados toman distancia. Por lo visto, el mandatario ultraderechista pierde respaldo en el Congreso y el aislamiento empieza a considerarse una realidad que lo condena.

En declaraciones al portal Congreso en Foco, el líder del oficialista Partido Social Liberal (PSL) en el Senado, Mayor Olimpo, alertó que los segmentos decisivos para la elección de Bolsonaro en 2018 actualmente “empiezan a abandonar el barco”. Mencionó en tal sentido a los pudientes agronegocios, los profesionales de la seguridad pública y a los evangélicos, representados por las bancadas más influyentes del Congreso.

Insistió en que Bolsonaro no comprende la gravedad de la pandemia, no toma los cuidados necesarios para proteger su propia salud y debería preocuparse menos por los gustos, y más por apoyar a los ministros de Economía y Salud. “Estar con el pueblo”, remarcó.

La Agencia Senado informó que se presentaron siete solicitudes de destitución en Diputados por la imprudente actuación del exmilitar respecto a la manifestación de la derecha política el 15 de marzo y Covid-19.

Foto: PxHere

Bolsonaro estrechó ese domingo las manos y se sacó autorretrato con celular en el Palacio del Planalto (sede presidencial) junto a sus simpatizantes que se movilizaron para apoyar al gobierno y pedir el cierre del Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF).

Aunque dio negativo en pruebas de la Covid-19, en aquel momento el gobernante debía cumplir cuarentena hasta la realización de otro test, recomendado por el Ministerio de Salud.

En casi todas las demandas se acusa al presidente de un delito de responsabilidad por fomentar la participación en protestas que abogaron por disolver el Congreso y el STF, así como por minimizar el riesgo del coronavirus para la población.

Dos peticiones son de diputados: una encabezada por la socialista Fernanda Melchionna, que firma la demanda con otros congresistas y representantes de la sociedad civil; y otra de Alexandre Frota, del Partido de la Social Democracia Brasileña.

Un parlamentario de distrito (Leandro Gass, del partido Red de Sustentabilidad (REDE) también presentó un documento para cesar al excapitán del Ejército.

“Bolsonaro ha sido criminal en su conducta y su irresponsabilidad puede traer serios riesgos para la vida de las personas y la salud nacional, profundizando la crisis en lugar de resolverla”, dijo en la oportunidad Melchionna.

Foto: Pixabay

Frente a esto, precisó, “hemos llegado a una medida límite que es la petición de destitución.

No puede seguir gobernando a riesgo de quedarnos inoperantes ante la actual crisis económica y sanitaria que vive Brasil”.

Según la Agencia Senado, antes de estas solicitudes se entregaron 10 por diferentes razones. Una fue archivada y las otras esperan el envío del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

En total, desde enero de 2019, se recibieron en esa cámara 17 solicitudes de impugnación, casi todas de ciudadanos.

Ante este escenario, el exministro de Justicia José Eduardo Cardozo consideró que existe una serie de acciones que podrían llevar a un juicio político al actual ocupante del Planalto.

“Si la sociedad brasileña lo entiende y sus representantes también, (Bolsonaro) corre un serio peligro de perder su mandato”, dijo Cardozo a la reportera Dayane Ponte, de Seu Jornal, de TVT.

Por su parte la abogada Clara Masiero, coordinadora del Departamento de Cursos del Instituto Brasileño de Ciencias Penales, dijo que lo de Bolsonaro “se trata de una transgresión política, prevista en la Ley de delitos de responsabilidad, que podría dar lugar legalmente a un proceso de despido” en el puesto.

Foto: Pxhere

La Constitución Federal establece que la Cámara de Diputados es responsable de la admisibilidad de una denuncia por un delito del cual es responsable el presidente de la República.

 

Si es concedida por el titular de Diputados, la solicitud inicial es examinada en una comisión especial, luego por el pleno y más tarde por el Senado.

De ser aceptado el impeachment contra Bolsonaro, el proceso sería conducido por el Senado, bajo el mando del presidente del STF, que ocupa ahora Antonio Dias Toffoli.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*