Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Imágenes conmovedoras de una vida noble

Este libro, “Letter to Bruno Manser “, es una conmemoración a Bruno Manser y comienza con una fotografía de la montaña que marca su último paradero conocido, antes de que desapareciera en el 2000, y una carta: “Querido Bruno, si supieras cuántos de tus amigos te buscaron al pie de la cima de Batu Lawi…”

 

Sean Sheehan

 

 El amor de Manser por la naturaleza y su disposición a llevar una vida solitaria, —se convirtió en pastor después de cuatro meses de prisión por negarse a prestar servicio nacional en Suiza—, influyó en su decisión en 1984, a la edad de treinta años, de viajar a Borneo.

Él eligió vivir fuera del Antropoceno, con un número cada vez menor de Penan, nómadas y habitantes de los bosques, en Sarawak.

Manser, ganándose su respecto y amistad, escribió notas detalladas sobre la forma de vida anarquista de los Penan y su frugal economía comunista. Cuando las operaciones madereras se trasladaron a su tierra natal, apoyadas por un gobierno cuyo ministro del Medio Ambiente era dueño de una empresa maderera, Manser ayudó a los Penan a organizar la resistencia.

Su forma de vida tradicional había sido comprometida anteriormente, cuando los evangelistas les instaron por primera vez a abandonar el animismo y cubrir su desnudez, pero esto era una amenaza existencial. Ellos afirmaron sus derechos consuetudinarios sobre la tierra bloqueando las carreteras y atrayendo la atención internacional.

Manser fue arrestado por la policía en 1986 pero hizo una escapada dramática del convoy que lo escoltaba a la prisión.

El “europeo problemático” se convirtió en “enemigo público nº1” y se ofreció una gran recompensa por su captura. Las protestas de los madereros continuaron y mil policías antidisturbios llegaron con gas lacrimógeno a romper el bloqueo. “Letter to Bruno Manser” cuenta la historia que irradia desde Manser y los Penan hasta las políticas corruptas de Malasia.

En 1990, con sus padres en un delicado estado de salud, Manser hizo un viaje a Suiza usando un pasaporte falso. Con el dinero de los derechos de la película, se montó una nueva campaña publicitaria, incluyendo una nueva huelga de hambre que trajo a Manser a una situación cercana a la muerte. Él regresó a Sarawak en 1994, el primero de cuatro viajes que evadieron los controles de inmigración.

Pero las operaciones madereras no se habían detenido y una generación más joven de penan estaba siendo ganada con promesas de reasentamiento y recompensas materiales. Las empresas madereras estaban pagando secretamente a los individuos y en enero del 2000 un periodista malasio lo delató ante las autoridades y fue deportado.

En mayo del 2000, Manser entró ilegalmente en Sarawak a través de Kalimantan y después de reunirse con un viejo amigo penan se dirigió al pico montañoso de Batu Lawi. Se programó una reunión con varios grupos penan durante tres semanas, pero nunca se volvió a ver a Bruno Manser; aún se desconoce si fue un accidente o fue un asesinato.

“Letter to Bruno Manser” es una publicación inestimable, un documental sobrio, pero muy conmovedor, contado con imágenes y palabras. Hoy en día, los Penan se han “integrado” y los más mayores tienen sus recuerdos, como el hombre que hizo el primer taparrabos de corteza que Manser llevó y que recuerda haber ayudado a esconderlo cuando la policía lo buscaba.

“Letter to Bruno Manser” de Isabelle Ricq y Christian Tochtermann es publicada por Sturm & Drang

(Traducción de Lidia Pintos Medina) – Fotos suministradas por la editorial

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*