Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Libros oportunos para niños

Dos de estos libros instan a los lectores jóvenes a estar fuera de sus hogares, descubriendo y disfrutando el mundo natural que los rodea. Los otros dos celebran la autoestima y la historia negra.

 

Sean Sheehan

 

“I ate Sunshine for breakfast” (“Comí el brillo del sol en el desayuno”) (de 7 a 14 años) justifica su glorioso título dando vida a la botánica.

El texto informativo y las ilustraciones gráficas trabajan juntos para celebrar el poder y la importancia de las plantas.

El libro está dividido en cuatro partes temáticas, pero los lectores pueden abrirlo en cualquier página y aprender algo nuevo.

Las secciones de bricolaje describen proyectos prácticos, como hacer un jardín de botellas de malezas silvestres, aprender sobre el maíz y la harina de maíz y, con la ayuda del congelador de la cocina, la diferencia entre los árboles de hoja caduca y los de hoja perenne.

“Let’s play outdoors” (“Juguemos afuera”) está dirigido a niños más pequeños (4-8 años) y cada extensión de dos páginas está dedicada a una actividad diferente que implica estar fuera de la casa.

Las actividades son imaginativas, como mirar las nubes por sus formas y movimientos o inventar historias grupales alrededor de una fogata.

Otras son de investigación, buscar insectos en el suelo, identificar árboles, y algunos son pura diversión, como trepar a los árboles y cocinar al aire libre.

Se supone que los adultos, no mencionados en las instrucciones claras, están allí en el fondo.

Los niños de hoy probablemente serán adultos antes de que la historia negra tenga su lugar legítimo en el currículo escolar del Reino Unido, por lo que la educación en el hogar debe ocupar su lugar.

Una forma de comenzar es con “The story of the Windrush” (“La historia del Windrush”) y su relato de cientos de miles de personas caribeñas que respondieron a anuncios, como el de 1948 reproducido en el libro, invitándolos a Gran Bretaña.

Los lectores, de 7 años o más, aprenden sobre el viaje desde el Caribe, estableciéndose en una nueva vida y enfrentando la discriminación racial.

Los adultos tendrán que proporcionar el epílogo sobre cómo, después de 2012, algunos que llegaron cuando eran niños fueron enviados a centros de detención para enfrentar la deportación porque no pudieron probar cómo llegaron al Reino Unido.

Los niños de alrededor de 8 años podrán leer “We are the change” (“Somos el cambio”) y los niños más pequeños responderán a las ilustraciones a su manera. El libro combina la obra de arte de una variedad de ilustradores con citas que cada uno de ellos ha elegido sobre el tema de los derechos humanos y sus declaraciones sobre lo que las citas significan para ellos.

Aunque está dirigido principalmente a los lectores estadounidenses, el texto y las imágenes hablan a todos, como en este caso sobre los niños de un poema de Khalil Gibran:

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos,

Porque tienen sus propios pensamientos.

Puedes alojar sus cuerpos pero no sus almas,

Porque sus almas habitan en la casa del mañana,

que no puedes visitar, ni siquiera en tus sueños.

“I ate sunshine for breakfast” (“Comí el brillo del sol en el desayuno”) por Michael Holland y Phillip Giordano, es publicado por Flying Eye Books.

“Let’s play outdoors” (“Juguemos afuera”), by Carla McRae and Catherine Ard, es publicado por Gestalten.

We are the change” (“Somos el cambio”) es publicado por Chronicle Books.

“The story of the Windrush” (“La historia del Windrush”), por K. N. Chimbiri, es publicado por Golden Destiny.

(Traducido por Florencia Alvarez)

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*