Globo, Latinoamérica, Multicultura

Comunidad del Caribe, unida para enfrentar el coronavirus

La pandemia del nuevo coronavirus Sars-CoV-2 llegó a la región en marzo último y desde antes las agencias regionales comenzaron a reparar la gestión de riesgos para contener el contagio, bajo la guía de sus instituciones y de la Agencia de Salud Pública del Caribe (Carpha).

 

Yodeni Masó Águila

 

Cierre de fronteras y de las economías, reducción de movimientos y apoyo gubernamental a los ciudadanos incidieron en la respuesta efectiva de Caricom ante el azote de la enfermedad Covid-19.

Los gobiernos de la región solicitaron la contribución médica de Cuba y durante casi cinco meses de batalla conjunta brigadas del contingente internacional Henry Reeve refuerzan los centros hospitalarios en varios países del área. Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Suriname, Monserrat, Islas Turcas y Caicos, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Jamaica y más reciente Islas Vírgenes Británicas cuentan con personal de Salud de Cuba en la lucha contra la pandemia.

A través de Carpha, las naciones caribeñas recibieron el apoyo de medios de bioseguridad procedentes de Venezuela, China, la Unión Europea y la Plataforma de suministros médicos de África que permite la compra de equipos de protección, de dispositivos de diagnóstico y de gestión clínica con una mayor rentabilidad y transparencia

Lo cierto es que la Comunidad del Caribe (Caricom) camina hacia la recta final de 2020 tras meses de enfrentamiento a la pandemia de Covid-19 y en busca de consolidar la integración regional frente a la presión externa.

Barbados ocupó la presidencia del bloque comunitario durante el primer semestre del año y su primera ministra, Mia Amor Mottley, defendió la unidad y la autodeterminación de los 15 Estados miembros y los cinco asociados del área caribeña.

La pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 llegó a la región en marzo pasado con más de 10 mil casos confirmados y afectaciones a la economía, principalmente al sector del turismo.

En lo político, naciones como Guyana, San Cristóbal y Nieves y Suriname efectuaron sus elecciones generales bajo la supervisión de observadores regionales y extranjeros.

Durante este período, Caricom amplió los vínculos con Canadá, la Commonwealth y la Unión Africana, además de ratificar  su solidaridad con Cuba, Venezuela y China.

Estados Unidos retomó los intentos por fragmentar la región durante la gira a Centroamérica del secretario de Estado, Mike Pompeo,  que lo llevó a Jamaica, además de aplicar sanciones injerencistas a Guyana.

Con la llegada de julio, el traspaso de mando de Caricom transcurrió de manera online debido a la Covid-19 y Mottley entregó la presidencia del bloque a su homólogo de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, quien representará los intereses de la región durante el segundo semestre del año.

Los jefes de Estado han establecido un enfoque comunitario ante las emergencias sanitarias, el crimen, la violencia, la trasformación digital, la seguridad, el transporte y la resiliencia frente al cambio climático.

A inicios de julio, el recién nombrado presidente de Caricom y primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, enumeró entre sus prioridades a seguir en la recta final del año la recuperación socioeconómica de la región luego del azote de la Covid-19, así como la interconexión con la salud, la sociedad y la seguridad.

Gonsalves ha elogiado varios logros: cooperación funcional, coordinación de la política exterior, colaboración de seguridad e integración económica, incluidos los acuerdos comerciales del Mercado Único. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*