Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Grandes de Hollywood: Douglas Sirk y Rock Hudson

Las películas de Hollywood que se anuncian como taquilleras antes de su estreno suelen resultar, al final, mediocres  -“Tenet” es un ejemplo reciente), pero  existe un terreno más firme en las viejas películas que han llegado a ser reconocidas como obras maestras.

 

Sean Sheehan

 

El director Douglas Sirk y sus películas con el actor Rock Hudson gozan de una gran calidad y muchas están disponibles para ver en línea o descargar.

Al igual que otros alemanes horrorizados por el triunfo del nazismo, Hans Detlef Sierck (y su esposa judía) abandonaron su país de origen en la década de 1930. Se estableció en los Estados Unidos, cambió su nombre a Douglas Sirk y continuó su trabajo allí como cineasta.

El estadounidense Roy Harold Scherer tenía ascendencia alemana, pero era imposible adivinarlo tras cambiar su nombre a Rock Hudson.

Parecía el típico americano súper heterosexual y así fue retratado en las películas. Su homosexualidad fue una sorpresa para el público cuando murió de SIDA en 1985.

“The films of Douglas Sirk: exquisite ironies and magnificent obsessions” (“Las películas de Douglas Sirk: exquisitas ironías y magníficas obsesiones”) reconoce los logros del director y proporcionan un relato cronológico de todas sus películas.

Sus mejores películas son los melodramas, con argumentos basados en el romance y los enredos emocionales, alcanzando un espeluznante nivel en “Obsesión” (un hombre rico se convierte en cirujano cerebral para poder operar a la mujer que cegó accidentalmente y a la que ama).

Pero pensar en las películas de Sirk como historias de amor para llorar sería un error de categoría. Sirk les dota de una sensibilidad artística e intelectual, una conciencia cinematográfica y una conciencia social, cualidades de su estilo visual que no fueron apreciadas hasta que los cineastas y críticos franceses, como Jean-Luc Godard, escribieron sobre él en la década de 1960.

Rock Hudson no figura en todas las mejores películas de Sirk: “Imitación a la vida”, “Siempre hay un mañana” y “Escrito sobre el viento” son todas magníficas, pero en ellas aparecen otras estrellas.

Sin embargo, el actor resalta en otras tres gemas del director: “Ángeles sin brillo”, “Solo el cielo lo sabe” y “Obsesión”.

Esta última hizo de Hudson una estrella, un actor descrito por Sirk como ‘un joven encantador… la cámara lo amaba. Pero nunca pude hacer un personaje separado de él’.

Lo que le faltaba a Rock Hudson en sutileza lo compensaba con una tranquilidad que era parte de su cautivadora presencia en la pantalla.

En el subversivo “Solo el cielo lo sabe”, Hudson hace el papel de un jardinero paisajista cuya virtud terrenal y masculinidad brillan, chocando con una burguesía estadounidense que considera inadecuado a alguien de su clase.

En “Solo el cielo lo sabe: una biografía de Rock Hudson”, el autor aclama la película de forma acertada como un tour de force y la mejor de todas sus películas. Al igual que muchas biografías de estrellas de cine, el libro se basa en gran medida en las opiniones de otras personas, a menudo en los chismes. El propio Hudson sigue siendo un enigma.

“The films of Douglas Sirk: exquisite ironies and magnificent obsessions”, de Tom Ryan , publicado por University Press de Mississippi.

“Solo el cielo lo sabe: una biografía de Rock Hudson”, de Mark Griffin, publicado por Harper.

(Traducido por Iris María Gabás Blanco – Email: irisbg7@gmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*