Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Alexander Bogdanov: excompañero de armas de Lenin

Alexander Bogdanov no debería ser olvidado y la nueva biografía de White, “Red Hamlet”, ayudará a rehabilitar a uno de los más brillantes de esa clase estelar de intelectuales y activistas sin los cuales la Revolución Rusa no podría seguir ardiendo brillantemente en nuestra memoria política y cultural.

 

Sean Sheehan

 

Conoció a Lenin por primera vez en 1904 y se convirtieron en aliados políticos en un momento en que Lenin necesitaba apoyo con urgencia.

Las divisiones dentro del partido socialista revolucionario de Rusia habían dado lugar a facciones bolcheviques y mencheviques y Lenin corría el riesgo de quedar aislado.

Bogdanov fue el principal bolchevique en San Petersburgo durante la revolución de 1905, pero su papel no fue reconocido en las historias oficiales porque, como dice White, llegó a ser “anatematizado” por Lenin.

La ruptura entre ellos tomó la forma de una disputa filosófica, pero subyacente fue la falta de voluntad de Lenin para tolerar lo que vio como una amenaza para la pureza política del partido bolchevique tras la derrota de la revolución de 1905.

Bogdanov defendió la renovación del activismo clandestino en preparación para otra revolución.

La estrategia preferida y más moderada de Lenin fue trabajar dentro de las restringidas oportunidades constitucionales para oponerse al zarismo.

Esto es sumamente irónico dado que el éxito de la revolución bolchevique en octubre de 1917 se debió a que Lenin, después de la revolución de febrero de ese año, presionó por el tipo de intervención radical y arriesgada que Bogdanov había propugnado antes.

Alexander Bogdanov. Foto de SJu. Wikimedia Commons. Creative Commons license

La crítica feroz y teórica de Lenin sobre Bogdánov llegó en “Materialism and empirio-criticism”  (Gorky dijo que aquello tenía “el sonido de un hooligan”). Exigía dogmáticamente una comprensión simplista y crudamente materialista de la realidad que ahora está filosóficamente desacreditada.

Intelectualmente más aventurera, la ontología de Bogdanov se acercaba a la de Marx como se expresa en “Economic and philosophical manuscripts” (Manuscritos económicos y filosóficos) y “The German ideology” (La ideología alemana).

Ambos ven la práctica, la actividad humana, el modo y el cómo producimos y las formas en que nos expresamos, como la praxis en la que la humanidad se constituye a sí misma y al mundo.

La segunda edición de Lenin de su folleto -se negó a responder a las críticas de Bogdanov- confirmó la condición de paria de su antiguo compañero de armas .

Esto puede verse como algo crucial para cimentar la noción de una línea de partido “correcta” y la herejía culpable de quienes la desafían (cualquier paralelo con la suspensión de Jeremy Corbin del Partido Laborista no es una coincidencia).

En 1911, Bogdanov se retiró efectivamente de la política y regresó a los intereses científicos y médicos. Se había formado como médico y, reclutado para servir como tal en la Primera Guerra Mundial, estaba en las trincheras cuando la revolución de febrero de 1917 derrocó al zarismo.

Foto Pixy.org

Apoyó plenamente la revolución bolchevique en octubre, pero ya no era un actor político en el drama que se desarrollaba. Fue arrestado brevemente en 1923 pero habló para poder salir.
Cinco años después murió accidentalmente, como resultado de los experimentos de transfusión de sangre que estaba realizando.

“Red Hamlet” es parte de un interés naciente en Bogdanov, un desarrollo emocionante que se puede seguir con la publicación gradual de sus escritos en inglés de Haymarket Books.

También de interés a este respecto es  “Molecular Red” de McKenzie Wark y una reseña de “Red Hamlet” en Historical Materalism y “Red Hamlet: The life and ideas of Alexander Bogdanov”( Red Hamlet: La vida y las ideas de Alexander Bogdanov), de James D. White, es una publicación de Haymarket Books.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*