Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Marx y la sociedad del espectáculo

La “Society of the spectacle” de Guy Debord se publicó por primera vez en Francia en 1968 y sigue estrechamente relacionada con los acontecimientos del país de ese año incendiario.

 

Sean Sheehan

 

Esto no hace justicia a su análisis sobrio de la sociedad y, con una nueva edición recién publicada, es hora de revisar su descripción de vivir en un estado de lo que Marx llamó “fetichismo de la mercancía”.

Existe una visión engañosa de que la “Society of the spectacle” trata sobre la saturación de los medios y / o la rebeldía dadaísta. Anselm Jappe, en su biografía intelectual “Guy Debord”, desacredita esta simplificación y apunta en cambio a la influencia de Marx y el escritor marxista Lukács.

El espectáculo es una imagen fabricada de la totalidad que distrae la atención de nuestra alienación, presentando un Uno que disfraza la separación y facilita la pasividad.

El espectáculo es como un virus, que se mete en el cuerpo y la mente, en campos tan diversos como los eslóganes políticos (“Make America Great Again”), las formas de arte (musicales convencionales) y los sistemas de fe (budismo).
Jappe muestra que la “sociedad del espectáculo” está en deuda con la explicación de Marx del valor de cambio.

Foto: Pixabay

El valor de una mercancía está indexado en la economía por su cantidad de tiempo de trabajo abstracto, lo que cuesta producir y la tasa de ganancia consiguiente, aunque se fetichiza en torno a su atractivo de utilidad (valor de uso) y se presenta como derivado del cumplimiento de un necesidad natural.

La lucha de la competencia capitalista asegura que siempre haya nuevos productos para reemplazar el encanto roto de los viejos y de esta manera la producción de mercancías imbuye el espectáculo con una aparente invencibilidad.

Debord: “El espectáculo es el poema épico de esta lucha, una lucha que ninguna caída de Illium puede poner fin”; “La mercancía ha logrado colonizar totalmente la vida social”.

Jappe expone de manera perspicaz cómo la reforma de los conceptos marxistas informa a la “Society of the spectacle”. Teje en su lectura de Debord ideas clave de la obra de Hegel y Lukács sin atascarse en el mundo académico.

Jappe también presenta un contexto para la fama del libro a través de la organización situacionalista que tanto contribuyó a las exhortaciones de carteles y grafitis del levantamiento de 1968 en Francia.

Foto: Pixabay

En este sentido, Debord y May 1968 van de la mano como cócteles Molotov y barricadas callejeras.

El libro de Debord está estructurado por un conjunto numerado de 221 secciones (piense en ellas como epigramas extensos) con dos a seis de ellas ocupando cada una de las menos de 150 páginas.

Esto hace que sea fácil de leer pero sin sacrificar el impacto analítico y literario. A £6, es una ganga y, gratis para ver, es el video de 1973 que hizo Debord basado en su libro.

El estudio de Jappe, además de ser una guía de lectura para Debord, sirve como un recordatorio valioso de que el libro de Debord lleva un mensaje político de peso, uno en peligro de perderse si se relega a las listas de lectura de cursos sobre posmodernismo o teoría de los medios.

“Society of the spectacle” de Guy Debord es una publicación de Soul Bay Press.

“Guy Debord” de Anselm Jappe es publicado por PM Press.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín) 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*