Europa, Globo, Reino Unido

Seguridad vs. libertad de prensa

Miles de franceses rechazan en las calles el proyecto de ley de Seguridad Global, una iniciativa que mantiene hoy enfrentado al gobierno con el sector de la prensa y defensores de derechos humanos.

 

Una vez más parecen rivales la seguridad y las libertades individuales, aunque no pocos coinciden en que siempre es posible encontrar un término medio, por difícil que sea el escenario.

En el centro de la polémica está el artículo 24 del texto discutido en la Asamblea Nacional, destinado a prohibir la difusión del rostro de policías y gendarmes en plena acción, con penas de hasta un año de prisión y 45 mil euros de multa para los infractores.

Sindicatos de la prensa, activistas de derechos humanos y fuerzas políticas progresistas de la sociedad advierten que el proyecto viola la libertad de informar y pudiera obstaculizar la documentación de pruebas sobre violencia policial.

Photo: Pixabay

De acuerdo con el ministro del Interior, Gérald Darmanin, el objetivo es proteger la identidad de policías y gendarmes de actos que pongan en peligro su integridad física y psíquica, en particular en las redes sociales.

“Si la libertad de prensa pudiera estar bajo ataque, los policías y gendarmes también”, replicó el funcionario.

Hace casi dos semanas, el ejecutivo decidió reescribir el artículo 24, con la precisión de que las disposiciones no serán un obstáculo para la libertad de informar, modificación acordada en una reunión convocada por el primer ministro Jean Castex, en la cual participaron Darmanin, y otros funcionarios.

La Asamblea Nacional, en la que el oficialismo tiene la mayoría, aprobó ese mismo día en primera lectura el artículo, por 146 votos a favor y 24 en contra.

Sin embargo, decenas de miles de personas volvieron ayer a manifestarse en esta capital y ciudades como Marsella, Montpellier, Lille, Rouen, Saint-Etienne y Le Havre, pese al escenario de restricciones creado por la Covid-19.

Los movilizados acusaron al gobierno de dictadura, en protestas que tuvieron un carácter masivo en la emblemática plaza parisina de Trocadero.

Por su parte, más de una treintena de personalidades de la política, la cultura y el deporte instaron al presidente Emmanuel Macron a retirar la polémica iniciativa, al igual que la experiodista Claire Hédon, nombrada este año defensora del pueblo.

Las tensiones continúan, mientras el gobierno intenta calmar a los profesionales de la prensa con promesas de que su trabajo no será afectado, pero estas no parecen compensar las inquietudes desatadas.

El líder de La Francia Insumisa y candidato presidencial, Jean-Luc Mélenchon ha dicho que si es electo en 2022, abolirá la ley de Seguridad Global, porque “la situación pasa de un modelo de régimen autoritario a uno de vigilancia generalizada”.

Varios medios de prensa publicaron un editorial en el diario Le Monde donde advirtieron que de entrar en vigor el artículo 24, dejarán de enviar reporteros a las coberturas de protestas, pues no existirá la libertad necesaria para ejercer la profesión en la vía pública. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*