Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

El corazón de la ligereza

Estas tres novelas cortas de Sylvia Townsend Warner, escritas en los años 20 y 30, muestran a la autora como una de las escritoras de ficción británicas más infravaloradas del siglo XX.

 

Sean Sheehan

 

Los relatos tienen escenarios y personajes muy diferentes y son testimonio de la variedad imaginativa que también caracteriza a su novela más larga, “Summer Will Show”. Lo que toda su ficción comparte es un humor irónico, tan sensato como divertido.

“Aunque el reverendo Timothy Fortune había pasado tres años en la isla de Fanua, sólo había conseguido un converso”.

La frase inicial de “Mr Fortune’s maggot”  (El gusano del señor Fortune) sugiere que ha fracasado en su misión, pero su pura sinceridad y humildad nunca le defraudan y persevera virtuosamente con su vida entre gente que, según le dicen, no tiene palabras para la caridad ni para la gratitud.

Nunca corre el peligro de convertirse en un Kurtz, habiendo entrado en el corazón de la ligereza, y su único converso, un joven llamado Lueli, le proporciona una dulce compañía. Viven juntos y su amor no carnal se convierte en algo hermoso.

Los demás isleños son sanamente impermeables a los esfuerzos teológicos del hombre blanco y continúan con su vida idílica. Adoran a un solo dios -lo que debería facilitar la conversión-, pero el dios es diferente para cada isleño. Con un politeísmo tan extendido, al cabo de tres años el celo evangélico de Fortune se desvanece.

Poco a poco, se convierte en un nativo y escucha a los ancianos narradores de la isla, cuyos cuentos tienen un extraño parecido con las ficciones del Antiguo Testamento. Les cuenta las aventuras del Sr. Pickwick, ya que al menos éstas tienen un valor de novedad. La sabiduría y la expiación llegan finalmente a Timothy Fortune, pero a un precio que atraviesa el corazón del lector.

Los extraños sucesos que componen  “After the death of don Juan”  (Después de la muerte de don Juan) tienen lugar en la España del siglo XVIII, mientras que  “The true heart”  (El verdadero corazón), en total contraste, se desarrolla en una granja inglesa donde una sirvienta, Sukey, se enamora del hijo poco mundano de la esposa del rector.

El humor caracteriza ambas historias y hay un interludio delicioso cuando Sukey busca inocentemente empleo en un burdel.

Townsend Warner dijo que escribir era “tan fácil como silbar”, pero detrás del despliegue sin esfuerzo de descripciones, personajes y acontecimientos hay una sensación igualmente fuerte de algo que no se dice.

La alegría de vivir va acompañada de la idea de que las personas se convierten en enigmas tanto para sí mismas como para los demás.

No se ve que Don Juan posea un magnetismo sexual evidente, pero Doña Ana se siente atraída hacia él como si estuviera cargada de un excedente afectivo del que no es plenamente consciente.

Un párrafo de una línea en “The true heart” ” dice “Árboles. Misteriosas criaturas que permanecen fuera toda la noche” y esta sensación de una extraña existencia nocturna se aplica igualmente a los personajes humanos de sus novelas.

“Mr fortune’s Maggot”, “After the death of don Juan” y “The true heart” de Sylvia Townsend Warner, son publicadas por Penguin Classics.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*