En Foco, Notas desde el borde, Opinión

Pensador de hoy: Franco ‘Bifo’ Berardi

Franco ‘Bifo’ Berardi es uno de los teóricos más perspicaces del momento actual. Fue líder en la variante ‘autonomista’ italiana del marxismo.

Steve Latham

Originarias de la corriente Potere Operaismo, liderada por Antonio Negri, abogaron inicialmente por un ‘obrerismo’, que enfatizara el papel fundamental de la clase obrera industrial, por ejemplo, los trabajadores de los automóviles de Fiat.

Las esperanzas radicales se vieron sin embargo truncadas a medida que Italia se sumía en los Anni di piombo (años del plomo), con un incremento de la violencia callejera por parte de la derecha y la izquierda. Con la derrota de las Brigadas Rojas, los izquierdistas buscaron un candidato alternativo de subjetividad revolucionaria, para reemplazar sus expectativas fallidas para el proletariado.

Como consecuencia, Negri y Berardi, identificaron un cambio en la composición de clases, sugiriendo que el crecimiento de la mano de obra intelectual y técnica produjera otro tipo de acción política.

Esto se convirtió en el fundamento teórico de la idea del cognitariat, trabajo cognitivo, centrada en la nueva era informática.

Sin embargo, mientras Negri se centró en los cambios políticos a un nivel más amplio, Berardi examinó los efectos del nuevo capitalismo en la psique.

En “Soul at work. From alienation to autonomy”, él criticó las promesas utópicas de la tecnología de la información.

Mientras que la retórica enfatizaba el potencial a favor de la independencia, a través de la autoexpresión y de la marca propia, Berardi mostró los costos emocionales de estar siempre localizable y disponible.

En “Precarious rhapsody: semiocapitalism and the pathologies of the post-alpha generation”, puso también en evidencia cómo los contratos de corta duración hacen que el empleo sea más ‘precario’.

Más que tratarse de prácticas liberadoras, estos avances dieron lugar a una nueva clase social, el ‘precariado’, dividiendo a los trabajadores en competencia entre sí.

Después de la recesión de 2008, Berardi se enfrentó a la pérdida de la esperanza en el futuro en “After the Future“, donde puso de manifiesto el agotamiento y el pesimismo que afectaban tanto a la izquierda como a la sociedad en general.

Su propia lucha a favor de la esperanza se pone al descubierto en “Futurability: the age of impotence and the horizon of possibility”.

Sin embargo, su intensa lucha interna solo condujo a una noción vaga y mal definida de las ‘potencialidades’ de un futuro abierto.

Aquí, sin embargo, cayó en lo que los marxistas critican como ‘voluntarismo’, la idea de que se pueden forzar las condiciones revolucionarias con suficiente esfuerzo.

Este enfoque deriva de sus orígenes obreristas, donde se prefirió la actividad autónoma espontánea del proletariado a la organización formal de partidos.Después, en “The uprising: on poetry and finance” y “Breathing: chaos and poetry”, Berardi, comenzó a plantear el pensamiento poético como forma de generar nuevos sueños para el futuro.

La brecha entre la razón y la fe suele ser una acusación dirigida a la religión.

Pero también se aplica a los radicales cuando la pérdida de perspectivas revolucionarias genera un acto de fe irracional.Más recientemente, “The second coming”, explota el lenguaje religioso y apocalíptico para mostrar expectación por la segunda llegada del comunismo.

Esta utilización de la izquierda del vocabulario teológico, encontrada también en Negri, se basa en los matices emocionales de ciertas palabras para evocar respuestas no racionales.

Pero es, como Francis Schaeffer puntualizó, una especie de ‘misticismo semántico’, que silba en la oscuridad para mantener la moral alta.

El último libro de Berardi, “The third unconcious. The psychosphere in the viral age”, va más allá, promoviendo el pensamiento susurrante de la nueva era.

Como señala Zizek, el marxismo siempre se abre a través de sus respuestas al fracaso. Lamentablemente, es poco probable que Berardi consiga reavivar las esperanzas con sus confusas reflexiones.

(Traducción de Lidia Pintos Medina) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*