Derechos Humanos, Globo, Latinoamerica, Reino Unido, Uncategorized @es

Solidaridad internacional con madres de ‘falsos positivos’

Como una voz que empieza en Colombia y se extiende a diferentes partes del mundo, este martes 16 de marzo, en Europa, Latinoamérica y Norte América, se realizarán protestas y manifestaciones de apoyo hacia las madres de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros del ejército de ese país entre 2002 y 2008.

 

Mónica del Pilar Uribe Marín

 

Todo dará comienzo en Colombia, a las 2 de la tarde, frente a la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Simultáneamente, y según el horario de cada país, individuos y organizaciones de diferentes naciones acompañarán a las madres de los denominados ‘falsos positivos’, que no fueron otra cosa que víctimas de asesinatos presentados como bajas en combate del ejército contra las entonces guerrillas de las FARC. La solidaridad estará en Londres, Vancouver, Barcelona, Melbourne, Montreal y en muchas otras ciduades del orbe.

Pero esos muertos, esos asesinados, no eran guerrilleros ni nada les unía a la extinta agrupación armada o a ninguna otra.

Eran jóvenes, de ciudad y del campo, que necesitaban trabajo y fueron llevados mediante engaños a lugares donde acabarían con su vida. Luego les pusieron un vestido de guerrillero, botas pantaneras y un arma y ante la opinión pública los mostraron como guerrilleros que habían muerto en medio de la confrontación.

Cementerio, Bogota, Colombia. Foto Sin.Fronteras / Flickr.  Licencia Creative Commons

Y esa escena, así como otras parecidas, se repitió en varias ciudades. Por ello, aunque son muchos los episodios en tema de violación a los derechos humanos que la población colombiana ha enfrentado en las últimas dos décadas, este quizás ha sido uno de los más dolorosos.

El eufemismo de ‘falsos positivos’ para calificar las ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de la fuerza pública cuando era presidente del país el ultraderechista Álvaro Uribe, no logra ocultar la atrocidad del hecho mismo y de quienes dieron la orden.

El escándalo de estos asesinatos de inocentes se dio en 2008 y varios militares tuvieron que rendir cuentas ante la justicia. Hablaron, investigaron, se empezaron a conocer datos, y las cifras llegaron a miles. De hecho, la Fiscalía General de la Nación hablaba hasta hace poco de 2.248.

Pero son más. Así lo destacó la Jurisdicción Especial para la paz (JEP) en su auto del 12 de febrero de este año, donde señala que hubo por lo menos 6.402 de esos homicidios durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Y aunque la cifra es terrible y evidencia que se ha ocultado la verdad de los hechos y se sigue manteniendo la impunidad no solo de ejecutores sino de quienes dieron la orden, parece ser incluso más alta.

Como lo señala el diario El Espectador, si bien la cifra es reveladora, las organizaciones sociales que han entregado bases datos al Tribunal de Paz aseguran que podría aumentar si se contemplan otros periodos del conflicto armado y si más militares sometidos cuentan otros crímenes.

Lo cierto es que los falsos positivos, ocurridos entre 2002 y 2008, crearon desconfianza y temor entre varios sectores de la opinión pública, pero especialmente entre las madres de las víctimas, quienes están decididas a que no exista impunidad.

Amenazadas y oprobiadas por la derecha que se niega a admitir o justifica la atrocidad del ejército, las madres se organizaron y, desde 2008, han denunciado el asesinato de sus hijos y han adelantado una lucha jurídica, social y personal para que algún día los autores paguen por ello.

Ellas son las madres de Falsos Positivos de Soacha y Bogotá (Mafapo) y están decididas a que se sepa la verdad.

Más información: Mafapo, Mafapo Internacional  y evento de Facebook.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*