Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Hermandad africana

“Daughters of Africa” es una antología de escritos de mujeres afrodescendientes que apareció en 1992, editada por Margaret Busby. Era un momento en que el número de escritoras negras conocidas por los literatos podía contarse con los dedos de una mano, por lo que las más de 1.000 páginas reunidas por Busby fueron una llamada de atención.

 

Sean Sheehan

 

El año pasado se publicó un volumen complementario, “New Daughters of Africa”,  (Nuevas hijas de África), en tapa dura y con un costo de £30, pero ahora está disponible en tapa blanda a un precio muy asequible.

Busby no ha copiado nada del primero, aunque su libro también se acerca a las mil páginas de extensión, y todos los colaboradores renunciaron al pago para financiar una nueva beca en la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad de Londres para una estudiante africana.

Cuando Busby se convirtió en la primera y más joven editora negra de Gran Bretaña en 1967, abrió nuevos caminos y debió  haber presagiado el comienzo de algo nuevo.

Esto no ha sucedido: la industria editorial sigue siendo predominantemente blanca y, al igual que muchas otras profesiones de influencia, sigue estando representada de manera desproporcionada por personas cuyos padres podían permitirse enviarlos a escuelas privadas. El año próximo aparecerán más escritos de autores negros que nunca, pero esto se debe principalmente a consideraciones de ganancia comercial y un ojo para las relaciones públicas.

Como dice Busby: “Lo que estamos viendo ahora es que la industria tradicional elige lo que cree que debería publicarse. No son las personas de la industria –sean africanas o británicas negras, o lo que sea- las que eligen lo que quieren”.

Margaret Busby. Foto de Andy Mabbett – Own work, CC BY-SA 4.0

“New Daughters of Africa”, es una colección tan emocionante y reveladora como el libro anterior. Sus 200 colaboradores escriben de diversas formas: cuentos, novelas y obras de teatro; memorias, ensayos, blogs, poesía, discursos, periodismo- y su temática es igualmente diversa, cruzando límites y fronteras: raza, esclavitud, feminismo, capitalismo y clase, literatura, amor y relaciones.

Los colaboradores nacieron en África o son descendientes de quienes lo fueron, como Diane Abbott, cuyos padres fueron inmigrantes jamaicanos a Gran Bretaña en la década de 1950.

Su sincero discurso ante el Parlamento en 2004 en el que pedía un mayor reconocimiento de la diáspora caribeña es profundamente irónico a la luz del escándalo de Windrush que surgiría más de una década después.

El libro está ordenado cronológicamente por las décadas del siglo XX con una sección anterior a 1900 que comienza con un conmovedor poema de Nana Asma’u, poeta y activista nigeriana (1793-1863), sobre la muerte de su amiga de toda la vida. El libro concluye con ocho mujeres escribiendo en la década de 1990.

Esta es una antología para sumergirse con frecuencia, un tesoro de experiencias desde lo placentero hasta lo doloroso y la mayoría de las emociones que se encuentran en algún punto intermedio. Sería bueno pensar que ayuda a enterrar el género chick-lit –si fuera solo eso-, pero ciertamente es una lectura esencial porque nada en ella es superfluo.

“New Daughters of Africa”, editado por Margaret Busby, es publicado por Myriad Editions.

(Traducido Por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*