Sindicatos, Trabajadores

Piden no acabar licencias laborales

Unite pide que no se ponga fin a los permisos de trabajo, sino que se adapten para evitar un otoño sombrío y se apoye a los trabajadores a largo plazo.

 

No poner fin a los permisos, adaptarlos para evitar un otoño sombrío y proporcionar apoyo a largo plazo a los trabajadores, insiste la organización sindical.

En vísperas de que la contribución del Gobierno al plan de permisos se reduzca al 60% de los costes salariales, el principal sindicato de la industria del país, Unite, podio el sábado pasado  que el Gobierno se replantee sus planes de poner fin al plan en septiembre.

Alrededor de dos millones de trabajadores siguen acogiéndose al plan de conservación de empleo (furlough), frente al máximo de 11 millones de trabajadores que había cuando la crisis sanitaria asoló la economía británica el año pasado. Unite, que fue fundamental en la negociación del plan, afirma que ha demostrado con creces su valor para el país, protegiendo los puestos de trabajo, manteniendo los salarios para mantener a las familias y evitando una crisis de desempleo.

Unite pide ahora que se adapte a un régimen de jornada reducida, como el que protege los puestos de trabajo y sectores enteros en Alemania, de los caprichos del mercado.

Steve Turner, secretario general adjunto de Unite para la industria manufacturera, dijo: “Cuando negociamos el furlough le dije al gobierno que demostraría con creces su valor al proteger los puestos de trabajo, los ingresos y las competencias, especialmente para sectores estratégicos como el manufacturero, algo que ha demostrado ser así.

“Es mucho mejor retener a los trabajadores durante las crisis temporales, las caídas de la demanda y la transformación tecnológica, como la que estamos viendo ahora con la ecologización de nuestra economía, que perderlos por completo, junto con las habilidades y los conocimientos que poseen, y permitir que el desempleo aumente.

“Por eso pido al Gobierno que no elimine el régimen, sino que lo adapte.  Reformarlo para convertirlo en un sistema de trabajo a jornada reducida, como el que existe en Alemania y en muchos de nuestros países competidores, para apoyar a sectores críticos como el de la industria manufacturera durante los picos y valles, los graves problemas de la cadena de suministro y la transición hacia un futuro más ecológico que ya está en marcha.

“Todavía no estamos fuera de peligro con esta pandemia y el otoño podría ser testigo de otra oleada de casos y de nuevas perturbaciones.

“Por eso insto a los ministros a que no desperdicien el buen trabajo que se ha hecho, ni desaprovechen un fantástico legado que puede desarrollarse a partir del permiso.

Tirar de la manta bajo los pies de las empresas y los trabajadores ahora hará mella en la confianza necesaria para que las empresas inviertan y adapten sus operaciones en este momento crítico en el que intentamos recuperar y reconstruir la economía”.

“Es difícil comprender la motivación o el sentido de poner fin al régimen de permisos y de arrebatar 20 libras semanales a los trabajadores que reciben el crédito universal el mismo día.  Es un doble golpe y podría hacer del 30 de septiembre un día muy sombrío para los trabajadores, sus familias y sus comunidades.”

Información: Unite The Union

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*