Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

¿Dónde está Inglaterra?

En “New model island”, Alex Niven busca a Inglaterra y no la encuentra. El país existió como un estado nación entre los siglos X y XVII, pero él se pregunta si la idea de Inglaterra hoy tiene alguna utilidad como causa cultural.

 

Sean Sheehan

 

A finales del siglo XX, Inglaterra tendía a estar subsumida por Gran Bretaña, por ende, por partidos nacionalistas de derecha, llamados a sí mismos el Partido Nacional Británico o el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP por sus siglas en inglés).

Ahora, existen la Liga de Defensa Inglesa, títulos de libros como “How England  made the English” (Cómo Inglaterra creó el inglés) y, sin más Britpop, álbumes de música como Let England  shake” Deja que Inglaterra tiemble.

En raras ocasiones, aparte de las funciones oficiales y de los sindicalistas acérrimos en Irlanda del Norte, la Union Jack es adoptada como una muestra de identidad.

Sigue existiendo, especialmente para los mayores de 60 años que leen The Telegraph, un sentimiento de nostalgia por un pasado imperial, pero ello no puede dar cuerpo a la idea de inglés como identidad.

La identidad inglesa que ha surgido en las últimas dos décadas es, escribe Niven, “una especie de renacido de un legado mayormente obsoleto”, algo devuelto de entre los muertos.

Pero esto no puede garantizar la coherencia a quienes se enfrentan a la inseguridad en un mundo globalizado y precario.

Estamos a merced de “implacables vientos atomizadores que rompen las familias y el compañerismo de estas islas”. Bienvenidos a Brexit Bretaña.

Si Inglaterra no puede proporcionar una identidad para su gente, algo tiene que ocupar su lugar.

El último capítulo de “New model island” sugiere que deberíamos pensar en términos de archipiélago (hay 165 islas habitadas en comparación a la masa terrestre de Gran Bretaña e Irlanda) que reconozca su propia naturaleza multifacética.

Se debería decir ‘adiós muy buenas’ a las políticas de identidad y al nacionalismo, y por el contrario, reconocer a entidades dinámicas y ecléticas que ocupan las islas en el noroeste de Europa. La “Odisea” y “Ulises” – viajes de vuelta a casa a través de repetidas experiencias de adaptación y cambio- son modelos culturales para inspirar una nueva ciudadanía isleña.

Alex Niven escribe un relato personal y en parte confesional de lucha por un sentido de identidad ‘nacional’ que puede sostenerse en un nuevo siglo. Él encuentra profundidad en “The killing moon” de Echo & The Bunnymen- pero quizás “We gotta get out of this place” de The Animals es igualmente resonante en su desafío.

Otro libro de la misma editorial, “Steal as much as you can”, de Natalie Olah, es una pieza complementaria.

La autora tiene aproximadamente la misma edad que Niven, -sus veinte años coincidieron con los diez años posteriores al colapso económico de 2008- y también escribe personalmente y de manera contundente sobre cómo los líderes del mercado perpetúan en la cultura dominante “el mito de su superioridad”.

Ella pide una descolonización de nuestras mentes y una expansión de la autoedición y plataformas abiertas para la circulación de una cultura que desafía el statu quo.

Ella insta que los jóvenes deben dejar de creer que una carrera que vale la pena reside en las formas establecidas de distribución cultural. Deben rechazarse las denominadas ‘industrias creativas’ y la moralidad del lugar de trabajo moderno.

“New model island”, de Alex Niven y “Steal as much as you can”, de Nathalie Olah, son publicados por Repeater Books

(Traducción de Lidia Pintos Medina)

 

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*