Globo, Multicultura, Perfiles, Reino Unido

Migrar a Londres y empezar una nueva vida

Alejandro dejó España a los dieciocho años para estudiar Derecho en Londres. Ahora tiene veintiún años y recuerda cómo creció como persona al enfrentarse a los retos que se le plantearon al trasladarse a un país desconocido.

 

Gianluca Bausch

 

Siempre tuvo el sueño de estudiar y vivir en un país diferente. “Empecé a aprender inglés desde que era un niño, con cinco o seis años, y me enamoré del idioma”, recuerda.

Así que cuando tuvo la oportunidad, la aprovechó y se mudó a Londres.

Alejandro Bondjale llegó de Madrid en verano y se sintió abrumado por la cantidad de nacionalidades y culturas diferentes que reclaman Londres como su hogar: “Hay tantas culturas aquí y gente de países que ni siquiera sabía que existían”. Venir a Inglaterra con dos de sus amigos del instituto le facilitó la experiencia, haciéndola menos solitaria.

Mudarse a un país diferente no es sólo una experiencia agradable ni mucho menos, como explica “también era la primera vez que vivía solo, así que tuve que acostumbrarme a hacer las pequeñas cosas como lavar mi propia ropa, cocinar por mí mismo y nada más llegar tuve que encontrar trabajo, fue duro al principio”.

Mudarse a lo desconocido es estresante y a menudo viene acompañado de ansiedad. Un día se encontró en una situación especialmente mala, en la que había salido de su piso para cortarse el pelo en una peluquería, bastante lejos de donde vivía.

Alejandro Bondjal

Su teléfono se estropeó justo después de pagar y, al llevar sólo un par de semanas en una gran ciudad como Londres. “Estaba muy nervioso y le pedí a alguien que me indicara cómo llegar, pero esa persona no entendió lo que quería de ellos. En aquella época mi inglés no era el mejor, para ser sincero”, recuerda.

Al tener la mente abierta y estar dispuesto a salir de su zona de confort se enfrentó con éxito a su ansiedad y finalmente encontró el camino de vuelta a casa.

Alejandro decidió dejar Madrid a una edad temprana para buscar una aventura: “Si te soy sincero, no sabía qué esperar en absoluto. Sólo vine aquí esperando una aventura”.

Pero cuando se le pregunta por ello también revela: “Que si miras el mercado laboral español y el británico básicamente no hay comparación. Desde el punto de vista salarial el Reino Unido es mucho más competitivo que España”.

Debido a la situación económica actual este es un tema común que se ve con bastantes jóvenes de España. Alejandro subraya que las razones pueden ser culturales. “A lo largo de los últimos tres años he visto que la gente en el Reino Unido tiene una cultura de trabajo muy fuerte, donde todo es trabajar y ganar dinero. Mientras que en España la cultura es más relajada y social”.

Explica que mucha gente en España también está contenta con su forma de vida actual, y que “valoran su tiempo familiar y social”.

Después de todo venir a Londres fue la decisión correcta para él, “a partir de ahora mis planes son terminar mi educación aquí en Londres y hacer un máster potencialmente. También quiero encontrar un trabajo aquí, estoy abierto a cualquier oferta, pero por ahora me gustaría quedarme aquí más tiempo”.

(Traducido por Monica del Pilar Uribe Marín) – Fotos suministradas por el entrevistado.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*