Globo, Migrantes, Multicultura, Reino Unido

Hablando al estilo británico, con o sin sentido del humor

La ironía y el sarcasmo son la base del humor británico, junto con esas frases que dicen los ingleses pero que realmente significan algo totalmente distinto de lo que se piensa.

 

Virginia Moreno Molina

 

Parece que cuando se llega al Reino Unido, lo primero con lo que hay que luchar es el idioma.

A unos les cuesta más que a otros pero al final siempre se acaba por entender, o al menos las frases típicas y la mímica juegan un papel importante para poder expresarse. Pero a lo que la mayoría no está acostumbrado es a algo con lo que ni piensan que van a convivir en el día a día: el sentido del humor y el estilo británico.

Para algunos no es gracioso, otros lo encuentran ofensivo y la mayoría simplemente no lo entiende. Muchos incluso articulan una risa falsa para sentirse integrados en el grupo. Y lo mismo ocurre cuando los británicos utilizan frases que para ellos significan una cosa pero para el resto no es exactamente lo mismo.

«Es interesante…», es una de las frases más comunes que se pueden escuchar. La mayoría pensaría que realmente esa persona está interesado en lo que se está diciendo. Pero esto va mucho más lejos y es todo lo contrario, en realidad quiere expresar que «eso es claramente un sinsentido» o que simplemente no está interesado.

Según una encuesta estadounidense del New York Bakery Company, durante su vida cada británico gasta 1,7 millones de palabras innecesarias, sobre todo para hablar sobre un tema ya que utilizan frases largas y distintos argumentos para decir algo muy sencillo.

Esto es un cálculo de 60 palabras cada día, 420 palabras a la semana y 21.840 al año. Pero cuando se trata de amigos y familiares no tienen problema en expresar sus verdaderos pensamientos

A todo esto hay que añadirle ese sarcasmo británico, que ha llevado en varias ocasiones a la confusión o incomodidad, donde se ha terminado en una disputa por mal interpretaciones.

Qué dicen VS qué significa

Hay muchos tópicos sobre este tema e incluso se han creado tablas que circulan por Internet para tratar de entender mejor estas expresiones.

Cuántas han sido las veces que se escucha el típico «quizás» inglés, que en realidad quiere decir «no», o «estoy bien» cuando en realidad quieren decir «no lo estoy, deja de preguntarme».

Además, otros ejemplos de expresiones que se contradicen son el repetido «está bien» que quiere decir «estoy muy decepcionado». En el trabajo también se da este tipo de casos, cuando un compañero expresa «¿podemos considerar otras opciones?» intenta dejar claro educadamente que «no me gusta tu idea».

En las conversaciones también es frecuente oír el «escucho lo que dices» y se cree que es así pero lo que quiere decir es «no estoy de acuerdo y no quiero discutirlo». También está este hecho cuando una persona británica comienza una frase «con el mayor respeto…» y realmente está diciendo «creo que eres un idiota».

O el momento en el alguien ha hecho algo fuera de lo común y que conlleva algún riesgo y se lo cuenta a su amigo británico. Él le responderá «es una propuesta muy valiente», a lo que la persona se sentirá bien consigo misma, sin saber que lo que está diciendo es que «estás loco»

Un ejemplo de la vida cotidiana es el de Joanne Goddard que vive en Nueva York y escribe un blog llamado Cup of Jo. Su padre es inglés y a menudo no consigue entender algunas de las cosas que le dice.

En dicho blog cuenta una de estas situaciones: `Cuando estábamos en la escuela secundaria, mi hermana le preguntó si podía conducir a Detroit con su novio a ver una banda de música. Él dijo: «Yo preferiría que no lo hicieras.» Ella se fue de todos modos. Cuando él se enojó después, ella estaba confundida: «Pero nunca dijiste que no podía ir»´

Políticamente correctos

Se les tacha de fríos y no tan amigables como el resto de culturas, pero hay algo en común que la mayoría está de acuerdo: la cortesía.

Que un inglés sea agradable en una conversación, no significa que vaya a querer entablar una amistad. Puede que en el país de origen de cada uno hacer amistades sea la tarea más fácil pero aquí conlleva un poco más de tiempo.

Además, la puntualidad es algo que se valora en el Reino Unido, ya sea para un encuentro formal como para ir a cenar a casa de unos amigos. Y si eres el invitado, es costumbre llevar chocolates, flores o una botella de vino como detalle. A diferencia de muchas culturas europeas, los británicos disfrutan entreteniendo a las personas en sus casas.

Y aunque muchos estén acostumbrados a saltarse las colas y no respetar los turnos, aquí está muy mal visto cuando alguien hace algo así.

Al igual que el respecto por la privacidad, los británicos son muy cuidadosos con este tema y preguntar por cosas personales como la edad o cuánto dinero ganan, es claramente una falta de respeto.

También abrir la puerta de un lugar público para dejar pasar es una costumbre, al igual que oír repetidamente las palabras «lo siento», «perdone», «gracias» y «por favor».

El sentido del humor

A pesar de que es único, el sentido del humor británico es difícil de definir. A esto hay que añadirle el hecho de que casi siempre este humor es inexpresivo por lo que es difícil saber cuando se trata de una broma o de un comentario serio.

Ellos expresan su repugnancia hacia algo diciendo que «es un poco demasiado para su gusto» por lo que resulta algo ambiguo de entender.

De hecho, el humor típico radica en la burla del fracaso tanto propio como de la otra persona, sobre todo de ésta última.

Probablemente, fuera de la cultura británica, bromear sobre alguien que ha muerto o sobre la enfermedad, sería cruel e insensible. Pero aquí es aceptable siempre que se trate de una broma.

Sin embargo, si algo puede enseñar esta cultura es a reírse de uno mismo cuando se falla en algo o se tiene un mal día, y a no tomarse las cosas demasiado en serio sin importar la situación, simplemente reírse.

Es por ello que el famoso grupo humorista británico Monty Python iluminó a muchos con su famosa frase: «siempre mira el lado brillante de la vida».

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*