Europa, Globo, Migrantes, Reino Unido

Crisis migratoria en Italia

Desde principios de año llegaron a Italia 31.292 migrantes, casi cuatro veces y media más que en el mismo período de 2021, cuando arribaron 7.928. Ello hizo al gobierno italiano declarar un estado de emergencia.

 

En solo cinco días, desde el 7 de abril, se registró el desembarco de 3.002 personas, de ellos 1.389 solo en el Domingo de Pascua, y los menores sin compañía suman hasta la fec ha en 2023, 3.038, lo cual indica un promedio diario muy superior al del pasado año cuando llegó a 14.044 la cifra total de los mismos.

Dichas cifras han sido suministradaspor el Ministerio del Interior de Italia, cuya subsecretaria Wanda Ferro, señaló en una entrevista publicada por el diario Il Giornale, que la declaración de emergencia fue una medida adoptada ante “la ola excepcional de desembarcos de los últimos días”.

El propósito es frenar lo que algunos observadores consideran un verdadero tsunami migratorio.

Esta situación, según dijo la también legisladora por el gubernamental partido ultraderechista Hermanos de Italia (FdI), “da la medida de una situación cada vez más explosiva que, desafortunadamente, corre el riesgo de intensificarse con la llegada de mejores condiciones climáticas”.

Tommaso Foti, líder de FdI en la Cámara de Diputados, señaló en declaraciones al programa informativo Tg4 que ante esta crisis “o Europa da un golpe o Italia tendrá que darlo sola, incluso empleando su Armada, porque así está claro que no podemos seguir”, lo cual, según expertos, indica la posible aplicación de medidas extremas.

El estado de emergencia migratoria, que se prolongará durante al menos seis meses, fue aprobado en la tarde del martes último por el Consejo de Ministros a propuesta del titular de Protección Civil y Políticas Marinas, Nello Musumeci, ante la “gravedad de un fenómeno que está registrando un aumento del 300,0%”, según dijo.

Contará para su aplicación con una asignación financiera inicial de cinco millones de euros, para la aplicación de acciones a partir de los poderes extraordinarios del gobierno, entre las que se incluyen las posibles derogaciones de algunas normas actualmente vigentes para “asegurar respuestas más efectivas y oportunas”, indica el documento.

En criterio de opositores, se corre el riesgo de que se implementen expulsiones fáciles, quizás sin considerar detenidamente el estatus legal o la situación humana de quienes llegaron a Italia huyendo de situaciones de guerra, hambre, persecución, grave degradación humana o civil. PL

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*