Multicultura, Perfiles

Benito Rodríguez Medina: «Todas las culturas son distintas, pero tienen similitudes entre ellas»

Aunque se siente integrado en la sociedad piensa que hay muchos guetos y zonas segregadas entre las comunidades que conviven en Londres

 

Virginia Moreno Molina

 

Tiene 33 años y es licenciado en Ciencias Empresariales, y queda claro cual es su gran amor cuando le pregunto por su ciudad natal: Gran Canaria. Lleva seis meses en Londres y en tan poco tiempo ha vivido en tres zonas distintas y se ha encontrado con todo tipo de gente.

Después de pasar cinco años haciendo cursos después de terminar la universidad, decidió que era hora de partir hacia un lugar donde pudiese empezar de cero. «Vine obligado, ¡obligado!», expresa con resentimiento hacia un país como España en el cual no pudo encontrar ningún trabajo.

«El primer día que vine me quería ir porque decía: ¿qué hago aquí?».

Por suerte vino acompañado de su amiga Emma, la cual sólo fue a Londres para estar a su lado los primeros días. Esto significó un gran apoyo para él.

Londres fue su primera opción, ya que también barajaba Finlandia o Irlanda, pero la cercanía con su tierra hizo que finalmente se decantase por esta gran ciudad.

Aunque le cuesta acostumbrarse al idioma, nunca ha tenido ningún problema, ya que cuenta que «los ingleses son muy educados, aunque te puedes encontrar de todo».

Cuando llegó a la ciudad, se sintió perdido y con pocas opciones, hasta que conoció a una familia que lo acogió en su casa durante un tiempo.

«Agradezco de corazón, que alguien que apenas conocía hiciese tanto por mi», dice.  También se siente muy agradecido con los colombianos y africanos, los cuales le han ayudado mucho durante estos seis meses.

Se reparte entre dos trabajos: limpiando una tienda y en un hotel como camarero de piso.

Sin embargo, aunque la crisis económica no es tan fuerte como en España, Benito sí que nota esa diferencia de sueldos, sobre todo en trabajos nocturnos donde antes se cobraba más.

Piensa que esto se debe a la gran cantidad de gente que llega a buscar trabajo, y que la gran oferta y demanda es lo que hace que se note más.

En estos momentos, comparte casa en Stockwell con un amigo colombiano y una familia africana, y aunque ha conseguido cierta estabilidad aquí, no ha pensado quedarse a largo plazo.

«Mi madre me dice que la cosa está muy difícil en España», pero él espera que se solucione para poder volver algún día.

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*