Cinema, Cultura, Globo, Latinoamerica, Reino Unido

Mother Lode: Sacrificio humano y política

  En el remoto entorno de La Rinconada, el diablo recibe el pago ritual por el éxito de la extracción de oro, pero ¿cuánto del beneficio material va a parar a los bolsillos de los que ostentan el poder? Filmar con consentimiento en una zona tan aislada y sin ley requiere mucha diplomacia.

 

Graham Douglas

 

El director aborda las cuestiones planteadas por The Prisma, relativas a la explotación de los trabajadores de las minas y de las mujeres que ejercen la prostitución. Describe las dificultades de hacer una película en estas condiciones y cómo fue ayudado por las autoridades locales una vez que estableció relaciones sociales. Demostró que los motivos para hacer la película no eran en sí mismos la explotación de la gente de la zona.

De este modo, afirma que fue posible transformar las relaciones formales con las autoridades locales en interacciones más «horizontales» y evitar el conflicto.

Sin embargo, está claro que en muchas zonas de Perú la explotación no es cuestionada por las autoridades, y esto es especialmente fácil en una zona tan aislada como La Rinconada. Un reciente informe de un periodista peruano ofrece estadísticas y enumera casos de violencia contra las mujeres que han sido rápidamente archivados, a pesar de que la política oficial del gobierno lo prohíbe.

Mientras tanto, el abuso continúa, como si siempre formara parte de la narrativa humana, como dice Tortone: «Nada ha cambiado en la relación hombre-demonio desde Fausto, Gretchen siempre paga el precio». Siempre y cuando la voluntad política esté ausente, por supuesto.

Foto suministrada por Matteo Tortone, autorizada para publicación.

El esquivo pagacho: ¿existen los sacrificios humanos?

Existe una asociación peruana de padres y familiares de desaparecidos que denuncia la práctica del sacrificio humano. Y en Bolivia hay un caso abierto de un niño que desapareció en un asentamiento minero.

Pero no hay pruebas de este tipo de pagacho, sólo queda en el contexto de los rumores. Los trabajadores estacionales y los migrantes, a menudo no tienen red social, amigos o familiares. El trabajo en las minas es su única forma de mejorar su existencia más allá de la mera supervivencia. Es horrible, pero una vez que el DNI desaparece, es fácil argumentar que esa persona nunca existió.

Cuando descubrí la existencia de esta práctica y el sistema de pensamiento mágico que la sustenta, vi la posibilidad de representar plásticamente el horror sistemático que implica una sociedad basada en el beneficio. A menudo utilizamos palabras neutras para describir el sistema económico en el que estamos inmersos y que tomamos por realidad. Pero el beneficio de alguien sólo es posible a través de la pérdida de otro. El perdedor puede ser un ser humano, una especie, todo un ecosistema, sacrificado en aras del beneficio. En Occidente hacemos todo lo posible por no reconocer la naturaleza estructural de esta relación inalienable.

El trabajo de Michael Taussig, mencionado en la primera parte, demuestra una estrecha correlación entre el número y la violencia de los rituales asociados a la extracción de oro y el precio del oro.

Los rituales son más numerosos y violentos cuando el oro tiene un precio ascendente que cuando tiene una tendencia bajista. De hecho, los sacrificios humanos son una cuestión de mercado.

Esto parece contradecir su punto anterior de que todo es un rumor.

Me remito a estos informes. La cuestión es que parece ser sólo un rumor porque estos trabajadores están muy aislados y sus documentos de identidad se pierden fácilmente.

Matteo Tortone. Foto suministrada por MT, autorizada para publicación.

La presencia policial y la seguridad de la empresa minera son mínimas: ¿intentó usted ponerse en contacto con esta empresa?

La Corporación Ananea es la empresa más importante de La Rinconada, e intentamos buscar colaboración a través de sus contactos en la administración local. Pero hay una constelación de empresas de diversos tamaños. Hay un pequeño destacamento de policía, y la administración municipal tiene un grupo de guardias de seguridad, el Serenazgo. Pero el territorio y las condiciones ambientales son realmente prohibitivos.

Aprovecho para darles las gracias a ambos porque nos ayudaron mucho a trabajar con serenidad.

Para filmar en la mina, nos acompañaron siete policías con kalashnikovs, porque también hay piratería por parte de grupos de mineros armados. La administración municipal no podía arriesgarse a dejarnos ir solos.

¿Quizás las autoridades tampoco querían que los trabajadores tuvieran la oportunidad de decirles cosas que pudieran avergonzarles?

En absoluto. A 1200 metros de profundidad en una mina de oro, en un laberinto de túneles, no es un buen lugar para encontrar a alguien que quiera hablar. Las autoridades lo saben. Así que no, nos han ayudado mucho.

En La Rinconada hay una enorme explotación de mujeres y niñas menores de edad en la prostitución. ¿Por qué la película sólo lo menciona muy brevemente, y como una tentación para los hombres?

La explotación de la prostitución y la trata de mujeres es una tragedia que merece mucho más que una película completa. La parábola de muchas de estas chicas muy jóvenes es similar a la de José. Tienen que encontrar un trabajo para ayudar a la familia, para dar a los hermanos la oportunidad de ir a la escuela. Así que encuentran algunos anuncios de trabajo: «se busca camarero». Se presentan, comienzan a trabajar y luego permanecen encarcelados. Es un fenómeno internacional, al igual que los mineros temporeros y migrantes son internacionales.

No podía contarlo todo en «Mother Lode» y me centré en la relación de cuento entre la dura realidad y el pensamiento mágico, tratando de revelar su dimensión y dramatismo, pero vinculándolo a la experiencia del personaje principal. Lo veo a través de los ojos de un chico de trece años que poco a poco se acostumbra a vivir en la mina. Su primer acercamiento con una chica no es sexual, es la búsqueda de un diálogo, con alguien con quien distinguir la realidad del pensamiento mágico.

La película muestra cómo todo el sistema desborda violentamente el universo femenino, sin descartar el machismo estructural, siniestro y violento.

Nada ha cambiado en la relación hombre-diablo desde Fausto: Gretchen siempre paga el precio. Es dramáticamente cierto y en todas las latitudes.

¿Le ha preguntado a algún representante del gobierno peruano por lo qué están haciendo para detener esta explotación?

Si las mafias están involucradas en la piratería del oro dentro de las minas, ¿podrían los funcionarios del gobierno estar beneficiándose de la situación continua? 

No lo he investigado. La corrupción existe en Perú como en Italia, Estados Unidos, Reino Unido… La mina de oro en Perú es un mundo muy complejo, más complejo que un problema de corrupción. Creo que se puede encontrar mucha bibliografía al respecto en internet.

¿Se ha proyectado la película en Perú o en otros países latinoamericanos?

La película tuvo su estreno mundial en la Semana Internacional de la Crítica de Venecia, en Annecy Cinema Italien, en Doclisboa y el 7 de noviembre en el Festival Internacional de Cine de Tesalónica. Espero presentarla en América Latina en 2022.

¿Planes futuros?

Debido a la pandemia, mi horizonte actual es mucho más estrecho. Pero estoy desarrollando un proyecto que tenía en mente desde hace años, una película ambientada en la periferia de una ciudad postindustrial del norte de Italia.

Habla de una zona gris entre la delincuencia y los intereses económicos vista desde la perspectiva de un grupo de adolescentes, y su punto de inflexión es la violencia contra las mujeres.

(Traducido por Monica del Pilar Uribe Marin) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*