Cultura, En Foco, Opinión, Páginas

Lo humano y lo no humano

Rebecca Tamás comienza su libro «Strangers» recordando a los Niveladores del siglo XVII y sus llamamientos protocomunistas a la democracia radical y la propiedad común de la tierra.

 

Sean Sheehan

 

Se siente atraída por su clarividente conciencia de la necesidad de conectar la conciencia política con las preocupaciones ecológicas, lo humano y lo no humano. Como dijo Gerrard Winstanley, uno de los fundadores de los Niveladores (Levellers en inglés): «La verdadera libertad está donde el hombre recibe su alimento y su conservación, y eso es en el uso de la tierra».

Ese pensamiento conjunto está detrás de la explicación de Black Lives Matter de su protesta de 2016 que cerró el aeropuerto de la ciudad de Londres: «La crisis climática es una cuestión racista. 7/10 de los países más afectados por el cambio climático están en el África subsahariana».

Rebecca Tamás, autora de «Strangers».

Una novela de la novelista brasileña Clarice Lispector, “The passion according to G. H.” (La pasión según G. H.), es utilizada por Tamás para subrayar la idea de que «las ideas humanas sobre la razón y el progreso son sólo carcasas en torno a la indecible falta de propósito de la existencia».

La falta de propósito, sin embargo, no significa que todo sea inútil, sino que debería recordarnos la interdependencia humana con lo no humano.  Otra latinoamericana, Ana Mendieta, también está llamada a subrayar las porosas fronteras entre estos dos parámetros de la existencia.

“Strangers”(Extraños), en siete ensayos y apenas más de cien páginas, ofrece una serie de reflexiones sobre la vida. Toca temas ecológicos, políticos, filosóficos y psicológicos.

También es un relato profundamente personal, y en el ensayo «Sobre el dolor» Tamás escribe sobre su propia historia de depresión y la sensación de «desesperación climática» que está apagando la capacidad de la gente para pensar y actuar críticamente. Se muestra escéptica ante los ecologistas que creen que alguna solución tecnológica, algún supermecanismo de captura de carbono, resolverá el problema y permitirá que el capitalismo continúe.

Tamás es poeta y su primera colección de piezas en prosa anhela expresarse en un lenguaje poético que haga justicia a su sensación de daño causado por un sistema económico dedicado a obtener beneficios.

En su ensayo «Sobre el Everest» señala la mentalidad de quienes escalan la montaña como indicativa de las actitudes de quienes destrozan el planeta en la búsqueda egoísta de la «autorrealización». Es algo más que «la vergonzosa exhibición de pollas grandes para acabar con todas las exhibiciones de pollas grandes» porque, como sigue mostrando, las montañas se han utilizado para promover las nociones nacionalistas y racistas de la sangre pura.

El culto al valor masculino, la consecución de cumbres, hizo que las esvásticas volaran sobre las cabañas alpinas ya en 1924. La celebración de la resistencia que el Everest personifica ahora «es una expresión patética de nuestra incapacidad para sentirnos reales en el mundo reificado que hemos creado, y de nuestro deseo de evitar las cosas realmente duras, que viven dentro». Tamás observa con sensatez que hay otras cosas muy duras que hacer en lugar de escalar el Everest. “Strangers” (Extraños) es un elocuente grito desde el corazón por un mundo más sano y el abandono de las formas de pensar que lo están volviendo loco.

Strangers: Essays on the human and nonhuman”, de Rebecca Tamás, es publicado por Makina Books.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*